Filatelia internacional: el sello más caro

Se puede afirmar que es uno de los sellos más raros del mundo y se ha subastado recientemente en Nueva York por la imbatible cifra de 9.480.000 dólares. El Centavo Magenta, de la Guayana Inglesa, se convierte así en el sello más caro de la historia de la filatelia, desbancando de esta forma al 3 skilling amarillo, de Suecia de 1884.


Centavo Magenta con sus cuatro esquinas cortadas                                Sello 3 Skilling. Error de color amarillo de 1885

El pasado 17 de junio, Sotheby's adjudicó la compra de este ejemplar, el único conocido,  a un coleccionista anónimo que realizó su puja por teléfono, alcanzando la mayor cotización alcanzada jamás por ningún sello. Se trata de una pieza de corte rectangular, con impresión en color negro sobre papel magenta, cuyas esquinas han sido recortadas con tijeras, dando la apariencia de un sello octogonal.

Un sello con historia

Fue a finales de 1885, cuando un barco de “Waterlow & sons Ltd.” procedente de Londres y que transportaba una nueva remesa de sellos para la Guayana Británica, naufragó como consecuencia de una tormenta atlántica. Esto obligó a las autoridades postales a tomar medidas de urgencia. E.D. Wight, administrador del servicio de correos de Georgetown, ordenó que se emitiese una tirada local provisional, la cual fue ejecutada por Joseph Baum y William Dallas en febrero de 1856. 

Fueron dos los valores que conformaron la serie, 1 y 4 centavos, cuya ilustración mostraba un dibujo de un barco de vela y sus cuatro mástiles dentro de un marco. Una leyenda interior, escrita de forma horizontal y en latín decía “Damus Petimus Que Vicissim” (Damos lo que pedimos a cambio), mientras que en la parte exterior se podía leer: “Guiana/Postage/One Cent (o four cents)”.

Los dos sellos se imprimieron en tinta negra, el 1 centavo en magenta y el 4 centavos en azul.

Debido a su tosca producción, la falsificación no era labor complicada y fue dada la orden de que los sellos debían estar firmados por los empleados de la oficina de Georgetown en el momento de su venta.

Muchos han sido los coleccionistas que han tenido en su poder esta joya de la filatelia.  En 1873, Louis Vernon Vaughan, un estudiante de 12 años de Georgetown, encontró el ejemplar en un baúl del desván de su casa, lo despegó de la carta a la que estaba adherido y lo añadió a su colección, aunque posteriormente, lo vendió por 6 chelines (menos de un dólar y medio) con el objetivo de comprar otra serie, mucho más vistosa que el centavo magenta.

En 1880, tras pasar por varias manos, el sello fue adquirido por el conde Arnold Philipp de la Rénotìere von Ferrari, quien lo mantuvo en su poder durante 40 años, fecha en la que murió, siendo su colección confiscada por los franceses como botín de guerra. Tras una ardua subasta, la pieza fue adquirida por Arthur Hind, un norteamericano de Nueva York que pagó 300.000 francos para hacerse con al ansiado sello. Supuso el record mundial para un sello de correos y fue noticia en todo el mundo. Se cuenta que un desconocido acudió a la mansión de Hind para venderle lo que se suponía otro ejemplar del Magenta. Tras efectuar el pago, el millonario quemó el sello con el habano que fumaba para garantizar la singularidad del único ejemplar magenta en el mundo.

Coleccionista que más tiempo ha tenido el "Centavo Magenta":40 años

A la muerte de Hind, su esposa vendió la pieza  por 45.000 dólares a Frederick T. Small, un Australiano residente en Florida, posteriormente M. Irving Weingberg adquirió el sello por la desorbitada cantidad de 280.000 dólares y lo exhibió en diversos países del mundo como Inglaterra, Japón, Suiza, Francia, India, Checoslovaquia, España, Alemania o Canadá.

En la Exposición Mundial de España 75, celebrada en Madrid, pudo contemplarse esta joya filatélica. El propietario de aquel entonces, John Eñeuthère du Pont, un filántropo multimillonario había triplicado el valor del sello pagando 935.000 dólares por él . Du Pont era un reconocido ornitólogo al que se le atribuye en la actualidad el descubrimiento de unas 25 especies nuevas descubiertas. Incluso se dedicaba a ayudar financieramente a deportistas de múltiples disciplinas, apoyando con gran interés la lucha libre, especialidad de la cual era un apasionado.

En 1996 Du Pont asesinaba a su amigo David Schultz, el 7 veces campeón de lucha libre. Fue declarado culpable y condenado a 30 años de cárcel en el penal Laurel Highlands de Somerset (Pensilvania). Falleció a los 13 años de condena. Desde ese momento, el sello ha permanecido en la cámara acorazada de un banco hasta hace pocos días.

A finales de este año está previsto el estreno de la película "Foxcatcher", que narra la biografía de du Pont y que ha ganado el premio al mejor director en el Festival de Cannes de 2014.

Propietario del centavo magenta durante 34 años     Película "Foxcatcher". Biografía de du Pont. Propietario durante 34 años del "Centavo Magenta"

El sello más caro del mundo y uno de los más feos

Técnicamente, se puede decir que el centavo magenta es un sello con un diseño corriente y está ejecutado de una forma mediocre, su impresión es tosca y el matasallado está mal estampado ; se puede incluso añadir que presenta suciedad y múltiples defectos. A pesar de ello, es el único ejemplar conocido y tiene una larga historia que contarnos.  Suficientes motivos para el comprador anónimo  que ha pagado más de 9 millones de dólares por él.     

 Empleado de Sotheby´s muestra el sello entre dos placas de metacrilato momentos antes de ser subastado       Foto de la subasta Sotheby´s publicada por "The Economist"

 

 

 

 

Publicado en Historia de la filatelia

15-07-2014

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Agregar un comentario!
Nombre:*
Email:*
Mensaje:*
  Captcha
  Agregar un comentario!